Noticias sobre el Certificado Energético en Asturias

Tener una cartera de trabajos realizados de cerca de 400 certificados de eficiencia energética en Asturias (la mayoría en Gijón) nos da la posibilidad de obtener información desde múltiples ámbitos.

Así por ejemplo hemos podido conocer que las tasas para el registro del certificado en el Principado de Asturias (recuerda que es obligatorio para que tenga validez) comenzarán en 17 € aproximadamente para inmuebles de hasta 150 m2, seguirán en 34 y así hasta cerca de 200 para bloques de viviendas. No están aprobadas y por lo tanto pueden sufrir cambios. Hasta la fecha, este trámite no tiene coste.

Por otra parte, parece ser que el truco de poner en los anuncios «certificación energética en trámite» no va a servir para mucho cuando lleguen las inspecciones. Habrá que justificar que efectivamente se ha comenzado el trámite con el justificante de registro o cualquier otro documento. Evidentemente, es sencillo para los inspectores saber cuando se trata de una excusa o de la realidad. Hay que tener en cuenta que las sanciones en relación al certificado energético comienzan en 300 y acaban en 6.000 €.

Nos indican que en las inspecciones para comprobar que un certificado está bien hecho se va a requerir de la presencia del técnico que lo realizó. Es de sentido común que podamos defender nuestro trabajo, ya que los técnicos también nos enfrentamos a sanciones muy duras (en diciembre pasado un técnico recibió en Madrid una sanción de 4.000 € por falsear un certificado) El problema es cuando el propietario tiene un certificado de baja calidad realizado a distancia. ¿Vendrán los técnicos de otras comunidades a defender y representar a los propietarios durante las inspecciones? Complicado.

El certificado ya influye en el precio de inmueble. Al menos en el mercado del alquiler. Los inquilinos buscan negociar con todas las armas que encuentran y se han dado cuenta que el certificado es una herramienta pensada para ellos. Dada la situación económica aún es difícil cuantificar cuánto influye.

Por último, siguen los rumores de que la calificación energética va ser un factor que influirá en el impuesto de bienes inmuebles (IBI). Es decir, una calificación mala en el certificado hará que paguemos más IBI. Teniendo en cuenta que el certificado tiene una validez de 10 años, tampoco es una locura que en este plazo pudiéramos encontrarnos con medidas en ésta línea. Hay que recordar que un certificado bien hecho califica mejor que uno hecho de cualquier manera. Es necesario que un técnico con experiencia dedique el tiempo adecuado para conseguir la calificación más cercana a la realidad.

Share Button